Acusan de violación a un periodista de Radio Dos Corrientes

Provincial

Por Urgente Santo Tomé 08/03/2018 Después de una denuncia pública y anónima que se viralizó en las redes sociales hace poco más de una semana, una mujer se acercó antes de ayer a la Justicia para denunciar a un periodista radial capitalino por violación. La noticia fue confirmada por el Colectivo de Mujeres Organizadas y ello abrió la puerta a una republicación masiva del caso, y a la reacción de varias instituciones, incluido el medio en el que trabajaba el acusado, y la Facultad de Humanidades de la Universidad del Nordeste, por encontrarse involucradas involuntariamente en el suceso.
Tras la denuncia pública en la que la víctima contó con detalles el ataque sexual, el Colectivo de Mujeres confirmó la radicación de “una denuncia por violación cometida por Federico Soto”, según reza el comunicado publicado en Facebook. “Nos vemos ante la necesidad de validar dicho testimonio e informar que los pasos legales de ese primer caso ya han sido realizados por la sobreviviente. Además, queremos comunicar que, luego de la denuncia que circuló por redes sociales, han llegado a nuestra grupa múltiples casos de violencia sexual cometidos por Federico Soto”, agregaron.

El caso comenzó a circular en las redes sociales a finales de febrero y alcanzó gran difusión por esos espacios. Allí se describe el testimonio de una mujer detallando la violación que sufrió por parte del periodista.
A raíz de esto, y una vez conocida la existencia de una denuncia penal al respecto, la empresa en la que desempeñaba su trabajo el acusado, Radio Dos, emitió ayer un comunicado. Dice lo siguiente:  
“En virtud de la denuncia penal por abuso sexual que involucra a Federico Soto, periodista que cumplía funciones en nuestra emisora, la Dirección General de Radio Dos informa que desde el mismo momento en que la denuncia fuera publicada en las redes sociales decidió suspender a la persona denunciada”.
“Para conocimiento de la sociedad correntina en general, y defendiendo a pleno las libertades de cada uno de los ciudadanos ajustados a derecho, informamos que si el Fiscal que interviene en la causa decide imputarlo, se tomará la decisión de expulsarlo del medio. (...) Y mientras la Justicia actúe, la mencionada persona continuará separada de su lugar de trabajo”.
Al conocerse la denuncia pública, el mismo Soto se presentó ante la Justicia, aunque por tratarse de un delito de instancia privada, no se conoce el tenor de su presentación.
En paralelo, alumnos de la carrera de Comunicación Social de la Unne, compañeros del acusado y también compañeros y amigos y amigas de la víctima, elevaron el caso a las autoridades para que tomen urgente intervención.
En ese sentido, ayer mismo el decano de la Facultad de Humanidades de la Unne, profesor Aldo Lineras, emitió un comunicado “ante los terribles hechos que se relatan en redes sociales, así como también manifestaciones públicas de diferentes colectivos respecto de caso/s de violación que involucran a miembros de la comunidad de la carrera de Comunicación Social”. En él informa, entre otras cosas, que “hemos elevado al Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades un ‘Protocolo de Intervención’ elaborado y presentado por el Centro Interdisciplinario de Estudios de Género que esperamos sea una herramienta útil para actuar en situaciones como la que actualmente nos encontramos. Asimismo, estamos evaluando una propuesta presentada por la agrupación estudiantil FUP (Frente Universitario Popular) para crear un espacio de intervención eficaz de atención multidisciplinaria”.
Finalmente, además de la denuncia particular, el Colectivo de Mujeres hace una serie de pedidos: a los empleadores de Soto; medidas urgentes a la Universidad Nacional del Nordeste; al Estado nacional, provincial y municipal, por presupuesto e inteligencia para llevar adelante políticas públicas serias de Protección Integral de las Mujeres; y a los medios de comunicación de esta Capital, por difusión y compromiso ante el caso que compromete a un periodista. “Entendemos que el silencio es encubrimiento y complicidad, por lo que instamos a que visibilicen el hecho y tomen conciencia de la necesidad de que los/las profesionales del área adquieran perspectiva de género”, solicitan.

Nota de la Redacción: Ante tal circunstancia, este medio no tiene más que agregar que produjo la publicación del hecho cuando tuvo los elementos que requieren las normas que lo rigen, sin que ello haya impedido una primera publicación de la Asociación de Periodistas de Corrientes sobre el tema. 
Dadas nuestras limitaciones, o pese a ellas, hemos intentado ofrecer aportes de especialistas, fiscales y jueces en el marco de notas que buscaron hacer docencia y ayudar a las sobrevivientes. Y aprendimos que siempre debemos creer a las víctimas.
Nuestras limitaciones, finalmente, no han impedido la manifestación pública de la mayoría de nuestros periodistas. Asumimos que el caso nos interpela como colectivo periodístico, pero también como alumnos o egresados de la Facultad de Comunicación de la Unne. 
La denuncia pública de un hecho de violación puso en cuestión nuestros procedimientos y desnudó la falta de un protocolo de actuación acorde con los tiempos que corren, las tecnologías disponibles y las necesarias demandas con perspectiva de género que compartimos, cubrimos y sostenemos

El Litoral