Casi 3 mil millones de dolares son las perdidas por sequía en el país

Nacional

Por Urgente Santo Tomé 11/03/2018 El Instituto de Estudios Económicos IERAL de la Fundación Mediterránea analizó la situación de sequía en el país; estimó que se perdería ingresos por más de 2.800 millones de dólares. Se recuerda que la producción citrícola correntina se ha visto gravemente afectada por la sequía a tal punto que este año no exportará cítricos

El ministro de la Producción, Jorge Vara, había dicho en entrevista a momarandu.com que el 68% de la producción -que no tiene sistema de riego-, “agronómicamente ya no tiene ninguna posibilidad” de escapar de la sequía o verla atenuada. Así las cosas, este año Corrientes se queda sin exportar y agregó el ministro: “No sólo creo que no se va a poder exportar sino que cuando falta fruta en el mercado interno, el precio se dispara”, de modo que la poca exportación que pudiera existir no será “redituable” (ver entrevista en: 

Por su parte, Juan Carlos Garzón, economista del IERAL analizó varios escenarios productivos posibles para la cosecha gruesa. Estos coinciden con las estimaciones de la Bolsa de Cereales, que informó que la cosecha de soja sería de solo 42 millones de toneladas y la de maíz de 34 millones.

En este escenario de pérdidas, quedaría un “rojo”, según los números del economista, de US$ 2.871 millones respecto al valor bruto esperado en el arranque de la campaña, lo que representa un monto equivalente a 0,5 puntos del PBI de 2017.

En el arranque del año agrícola 2017/18, la misma Bolsa estimaba que se podrían llegar a producir 54 millones de toneladas de soja (12 millones más que ahora) y 42 millones de toneladas de maíz (8 millones más). En total, se está 20 millones de toneladas por debajo de lo estimado al comienzo.

Pero en realidad, el valor de esas 20 millones de toneladas que ya se perdieron es mucho mayor: de US$ 6.132 millones, pero el economista descontó de esa cifra US$ 3.261 millones de mayores ingresos por la suba de los precios internacionales de ambos granos, debido justamente a la fuerte sequía que padece la región núcleo argentina.

El estudio advirtió que el impacto de la sequía sería mucho más dramático sobre los niveles de actividad de varios de los actores que intervienen en la cadena agrícola, en especial de los productores, que en muchos casos ni siquiera llegarían a cubrir sus costos de implantación.

En el escenario actual, según el documento de la Fundación Mediterránea, el Estado ya estaría resignando unos US$ 330 millones de recaudación por retenciones debido a la caída de los volúmenes de exportación que dejará la sequía.

Para concluir, el economista agregó: “Otra muestra de cómo la menor oferta de granos impactará negativamente en diferentes sectores es lo que sucederá con los camioneros, ya que con los recortes de la cosecha, la demanda potencial de transporte de carga en camión se reduce en unos 535 mil viajes en relación al ciclo 2016/17″.

A un flete promedio de 300 kilómetros y tomando en cuenta las tarifas vigentes, eso equivale a US$ 440 millones.

El informe de la Fundación Mediterránea deja abierta la puerta para que las pérdidas sean todavía mayores en caso de que no llueva en los próximos días. 

Momarandu