Editorial: Gravísimo , Amuedo debe explicar a los santotomeños porque inventó "un narco trucho"

local

 

Editorial por Augusto Cabral, Director de Urgente Santo Tome

La sociedad santotomeña no sale de su estupor al conocer que el comunicador más cuestionado de esta localidad Jorge Eduardo Amuedo inventó una entrevista con un falso narco. La gravedad del hecho ya la conocen la mayoría de las redacciones de la república Argentina. Jamás en nuestra historia periodística supimos que un medio inventara la figura de un narco para entrevistar, viola todos los principios éticos de la profesión. Los hechos que nos llevan a sacar tan graves conclusiones partieron de una noticia concreta: En el año 2010, revela una fuente del riñón del Concejo Deliberante, Amuedo inventó una entrevista e hizo que un ex empleado suyo fabricara la figura de un narcotraficante.

La mentira la mantuvo durante varios años, pero la mugre siempre sale de la alfombra. En aquella oportunidad el director de FM Bunker entrevistaba a un tal “Santiago Valencia”, que nunca existió. Ahora que la opinión pública ya conoce el episodio renace el debate sobre la estructura informativa que rige en Santo Tome y sus componentes. Amuedo deberá explicar a la sociedad porque inventó a un narcotraficante ante una grave situación ocurrida en el campo del ex intendente Carlos Raúl Farizano. Es una mentira que estuvo oculta durante años y que Urgente Santo Tome saca a la luz. No obstante el daño ya está hecho, como otros tantos males que causó la rechazada figura de la comunicación santotomeña.

Durante todo su ciclo, Amuedo utilizó la privacidad de figuras políticas, periodistas como este director,  o de relevancia social para denigrarlos, difamarlos, humillarlos, violando uno de los principios básicos del periodismo: ocuparse de las noticias que tienen relevancia social y no violar la privacidad de las personas, delito que el conductor realizó y sigue realizando cuando graba conversaciones privadas y las emite al aire sin autorización de sus interlocutores como ocurrió con los concejales Etchegaray y José Augusto Suaid por ejemplo, un medio serio jamás incurre en esa falta. 

La suma de estos delitos fueron grabados, archivados y serán presentados ante el ENACON (Ente Nacional de Comunicaciones) Organismo encargado de habilitar las señales de radios en la República Argentina. Si el ente constata tales trasgresiones graves contra la integridad y privacidad de las personas por parte de este medio, podría sancionar duramente a la emisora. La ciudad y sus ciudadanos se deben un profundo debate sobre qué comunicación queremos y qué rol deben tener este tipo de figuras, que tanto laceran a una sociedad.