El PRO ya empieza a diseñar la campaña 2019

Nacional

Por Urgente Santo Tome 22/10/2018 El PRO tendrá una cumbre este lunes para empezar a definir la estrategia electoral del año que viene y unificar un plan para atender los reclamos de los aliados de la UCR y Elisa Carrió.

Si bien en el PRO aseguran que la estrategia es estar lo más lejos posible del clima electoral y enfocarse en la gestión, la mesa electoral almorzará en la sede nacional que el PRO tiene en la calle Balcarce, en el barrio de San Telmo.

Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal serán las cabezas de la cumbre, que tendrá la presencia de otros siete dirigentes: Rogelio Frigerio, Diego Santilli, Humberto Schiavoni, Federico Salvai, Francisco Quintana, Sebastián García de Luca y Fernando de Andreis.

Estos encuentros se repiten cada 15 días y el de mañana será el segundo. Emilio Monzó fue invitado al primero de los almuerzos, dos semanas atrás, pero faltó. Así que tampoco se lo espera este lunes. El presidente de la Cámara de Diputados tampoco había asistido al último Consejo Nacional del PRO en Parque Norte, a fines de septiembre.

En la cumbre, definida especialmente para temas electorales, los presentes repasarán la estrategia del PRO provincia por provincia y barrerán cada territorio para analizar potenciales candidatos a gobernador e intendentes.

Los radicales quieren ir a una primaria contra Macri y les preocupa la clase media

En el encuentro de mañana estará fresco el pedido que la UCR hizo público el último viernes para participar de las internas de Cambiemos con un candidato propio. También las idas y venidas de Carrió, más aún después de que circulara una posible candidatura de la chaqueña acompañada por Mario Quintana en una fórmula.

En el PRO aseguran que es una señal que los encuentros sean tan espaciados: "No hay clima electoral en Rosada", explican.

"Tenemos que acomodar el barco para recuperar la confianza y la credibilidad", aseguran a LPO en la Rosada.

En el Gobierno asumen que los próximos seis meses serán muy duros por la recesión pero se esperanzan con un cambio de tendencia a partir de abril. "Recién ahí podríamos volver a generar expectativas apalancados en el crecimiento económico y en mejores cifras en la comparativa interanual que irá tirando el Indec", señalan las fuentes.

Lapoliticaonline.com