En Paso de los Libres, una jueza dio en adopción a un niño antes de nacer. Su madre habría sido abusada por el padrastro

Provincial

Por Urgente Santo Tome 01/08/2019 Es el primer caso en el país. La jueza de Familia, Marta Legarreta, de Paso de los Libres, Corrientes, autorizó la entrega en adopción de una beba antes de su nacimiento. La beba es fruto de la violación de una adolescente de 17 años por parte de su padrastro.

La adolescente de 17 años, junto a su tía, pidió a una jueza de Familia de Paso de los Libres, Corrientes, que hiciera algo “con ese embarazo”. El pedido fue en a fines de marzo último. La adolescente llegó al juzgado para pedir una autorización legal para interrumpir el embarazo; pero la jueza decidió ordenar, de forma inmediata, que la joven quedara en custodia de su tía, mientras se dio intervención a la justicia penal para denunciar el abuso contra el padrastro, al que se le prohibió tomar contacto con la adolescente. Además, la jueza Legarreta le explicó que no necesitaba un permiso legal porque existía un protocolo a nivel nacional que la autorizaba a interrumpir ese embarazo y, también, le explicó que podía arrepentirse hasta último momento.

Finalmente la adolescente decidió dar a su hija en adopción y no verla al momento de nacer, como así también, pidió que la familia adoptiva estuviera presente y todo dato se mantuviera en estricta reserva.

La joven fue violada por su padrastro –ya tiene una hija de él- y contó a la jueza que no era la primera vez sino que lo hacía desde que ella tenía 13 años. La jueza escuchó el relato. La madre nunca intervino, ni siquiera hace casi tres años, cuando quedó embarazada y tuvo a su primera hija.

En esta oportunidad, cuando se dio cuenta de que estaba embarazada se fugó a la casa de su tía, que vive en Yaguarí, a 80 kilómetros de Paso de los Libres.

La jueza de Familia Marta Legarreta decidió entonces iniciar el proceso de adopción de la beba que venía en camino antes de que naciera. El fallo se firmó el 12 de julio y la beba nació el sábado 13. Es decir, que sentó jurisprudencia como el primer caso de adopción prenatal, tal como destaca el portal judiciales ElDial.com, figura que no está legislada en el país.

ADOPCIÓN PRENATAL
Los proyectos de adopción prenatal, que se impulsaron el año pasado por los sectores contrarios al aborto, en medio del debate por el proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, generaron fuerte polémica porque, según se advertía, podían significar la apertura al mercado negro de las adopciones, ya que, justamente, son muy pocos los bebes que hay en el sistema de adopciones, y la mayoría las parejas quieren adoptar menores de un año.

"Nos encontramos en presencia de una joven vulnerable, en conflicto con su maternidad no deseada, que exterioriza nada más ni nada menos que la decisión de dar a un hijo en adopción, inmediatamente al nacimiento. Situación que requiere un tratamiento especial por parte de la juricatura, a modo de proceso judicial preliminar y urgente", dice la jueza en el fallo.

LEGISLACIÓN
La legislación vigente no contempla la adopción prenatal. Una vez que un chico nace, existe un plazo de 45 días, que coinciden con el puerperio, en los que la madre puede arrepentirse de su decisión de darlo en adopción. Además, la búsqueda de padres se realiza entre los inscriptos en el Registro Único de Aspirantes (RUA) a guarda con fines adoptivos, después del nacimiento.

En cambio, en este caso, la jueza inició el proceso de adopción de forma prenatal. Se buscó a los aspirantes que vivieran más cerca y que calificaran para ser padres y se eligió a una pareja de esa ciudad, que no tenía otros hijos. La adolescente los conoció en el juzgado, mientras estaba embarazada.

La beba nació el sábado 13 de julio, un día después de que se firmara el fallo que decretaba su estado de adoptabilidad. Desde ese día, la beba está con la pareja que designó el juzgado. Tiene 18 días y cuando cumpla los 45 días se iniciará la adopción.

Nació por parto natural. La adolescente estuvo sola en una habitación, y se respetó su voluntad de que nadie le preguntara nada.

Momarandu.com