Especial: El 70% de las escuelas privadas reciben subsidio estatal

local

Por Urgente Santo Tome 04/11/2018 La proporción es superior en colegios religiosos y se destina al pago de salarios de los docentes. Las escuelas privadas, además, gozan de exenciones impositivas en IVA, Ganancias y aportes patronales. El subsidios a escuelas privadas se mantiene, al menos, desde hace 15 años.

Más del 70% de las escuelas privadas del país reciben subsidios del Estado. Esa proporción crece si sólo se tiene en cuenta a las escuelas privadas de carácter confesional y desciende si se analiza a los colegios laicos. La totalidad de estos fondos están destinados al pago de salarios docentes y, en algunas provincias, las transferencias a los colegios privados llegan a representar el 20% del gasto total educativo del distrito.

Los datos se desprenden de un informe del Observatorio Educativo de la Universidad Pedagógica Nacional (UNIPE), que analizó las transferencias a escuelas privadas de las 24 provincias entre 2001 y 2016. Según este documento, con datos de 2015, en el nivel primario el 74% de las escuelas privadas confesionales reciben subsidios, mientras que en los colegios laicos ese porcentaje desciende al 63 por ciento. En el caso del nivel secundario, el 81% de las escuelas confesionales reciben subvenciones y un 70% de las laicas también lo hacen.

“Son principalmente las escuelas confesionales o religiosas aquellas que reciben el mayor apoyo estatal, tanto en el nivel primario como en el secundario”, señala el informe, y agrega: “Las subvenciones se dirigen exclusivamente al pago del costo salarial de los docentes, que representa hasta el 90% de los presupuestos de las actividades educativas, al tratarse de un rubro muy intensivo en mano de obra”, indica el documento firmado por Cecilia Sleiman.

Estos subsidios son administrados por los estados provinciales, ya que la Educación en la Argentina está a cargo de las provincias, con excepción de la universitaria. No se trata de un fenómeno nuevo. En el 2001 el 13,7% del presupuesto educativo de todo el país estaba destinado a escuelas privadas. En 2015 ese porcentaje fue del 12,1% y en 2016 (último año que analiza el informe) subió levemente al 12,4 por ciento.

La situación educativa es muy distinta en cada distrito. En la provincia de Córdoba y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires alrededor de la mitad de los alumnos del nivel secundario asisten a la escuela pública y el resto van a la escuela privada, con o sin algún grado de subvención estatal. En Chaco y Formosa, por otra parte, más del 90% de los alumnos del secundario asisten a colegios públicos.

Esto implica, por otro lado, que incluso en distritos con mayor preponderancia de la escuela privada, como Córdoba y CABA, la subvención alcanza a casi la totalidad de los alumnos, ya que más del 90% de los alumnos de estas jurisdicciones asisten a la escuela pública o a escuelas privadas con subvención total o parcial.

Córdoba tiene otra particularidad. Es la provincia que destina la mayor proporción de su gasto educativo a las escuelas de gestión privada. Según el informe, en 2016 destinó el 21,9% de su presupuesto educativo a subvencionar colegios privados. En el otro extremo está Formosa, que sólo destinó el 3% de sus partidas educativas al sector privado.

“De todas maneras, las transferencias no son el único financiamiento que reciben las escuelas privadas por parte del Estado -señala el informe-. Otro beneficio es la exención impositiva, al menos en IVA y Ganancias,ya que las escuelas son consideradas entidades sin fines de lucro. Y una tercera ventaja es la exención de pagar contribuciones patronales a sus docentes, lo que responde a una larga tradición política”. Esto último se estableció hace más de 15 años y se prorroga año a año vía Decreto de Necesidad y Urgencia, es decir que tanto Cristina Fernández de Kirchnercomo Mauricio Macri lo continuaron.

El informe concluye que, “en un contexto donde los temas políticos y económicos giran fuertemente alrededor de la reducción del déficit fiscal(…), las subvenciones que el Estado brinda a las escuelas privadas son muy significativas, privándose así de recursos fiscales y facilitando autonomía y financiamiento al sector privado para definir e impartir educación sin los controles gubernamentales que supone la educación estatal”.

Chequeado.com