Especial: Las coimas y agresiones sexuales son los delitos que menos se denuncian

Nacional

Por Urgente Santo Tomé 24/02/2018 Menos del 10% de los sobornos y cerca del 12% de las ofensas sexuales son llevadas a la Justicia. El robo de autos es el delito que, en proporción, más se denuncia. La desconfianza en las autoridades es la principal razón de la llamada “cifra negra”.

El soborno es el delito que los argentinos menos denuncian ante la Justicia. En 2016, apenas el 6% de los casos en los que un funcionario público solicitó una coima fue denunciado ante las autoridades. También la ofensa sexual (que incluye el contacto físico, como un abuso, una violación o un intento de violación y excluye las verbales) está entre los delitos con menor proporción de denuncia. Por el contrario, el robo de autos o motos son los delitos con mayor tasa de denuncia, por encima del 80% del total de casos.

Los datos surgen de la Encuesta Anual de Victimización que realiza el Ministerio de Seguridad de la Nación y que publicó hace pocos días el INDEC. Este relevamiento, que no se realizaba desde 2010 -porque fue interrumpido durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner-, ayuda a conocer cuál es la “cifra negra” de las estadísticas criminales, es decir, los delitos no denunciados.

“Este dato es de importancia porque contribuye a mejorar la comprensión de la información proporcionada por los registros administrativos que presentan datos únicamente sobre los hechos denunciados ante las autoridades”, señala el informe del Ministerio.

En 2016 el 66,3% de los delitos contra las personas no fueron denunciados. De este grupo, los delitos no violentos, como el soborno o la estafa, se denuncian en menores proporciones que los violentos (como la ofensa sexual o el robo con violencia). Según la encuesta, sólo un 6,6% de los pedidos de coima y un 12,6% de los delitos de ofensa sexual fueron llevados a la Justicia. En tercer lugar figura el delito de estafa, con una tasa de denuncia del 18,6 por ciento.

Restarle importancia al hecho, no considerarlo un delito, hasta tener dificultades para acceder al sistema de Justicia o desconfiar de las instituciones”, señala el informe como las principales razones de la alta proporción de delitos no denunciados.

Por otro lado, el caso inverso se da en los delitos contra la propiedad. Los robos de autos fueron denunciados en un 83,5% y los robos de motos en un 82,4 por ciento. El robo de autopartes registró una tasa de denuncia menor (46,6%), aunque también está entre los delitos más denunciados. “El caso de los vehículos suele tener siempre una tasa alta de denuncia porque es requisito necesario para reclamar el seguro”, explicó a Chequeado Marcelo Bergman, director del Centro de Estudios Latinoamericano sobre Inseguridad y Violencia (CELIV) de la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Un tercio de los que declaran no haber denunciado el delito del que fueron víctimas se justificaron en la “desconfianza en las autoridades”. Al mismo tiempo, del total de personas que sí realizaron una denuncia, más de la mitad declaró haber quedado “insatisfecho o muy insatisfecho” con la forma en la que la autoridad competente manejó su denuncia. Cerca de dos tercios de los que manifestaron sentirse insatisfechos con cómo se manejó su denuncia señalaron que las autoridades no mostraron interés o no hicieron lo suficiente.

“Hay indicadores indirectos que sirven para medir la confianza en las fuerzas de seguridad. Si la tasa de denuncia en casos graves y complejos como secuestros y extorsiones es baja, la confianza en la policía es baja”, explicó Bergman. Según esta última encuesta, la tasa de denuncia de los secuestros es del 37% y se ubica entre las más bajas.

En 2007 se realizó la primer Encuesta de Victimización de carácter nacional (las anteriores sólo abarcaban a algunas provincias). Ese año el informe concluyó que sólo se denunciaron un 31% del total de delitosante la Justicia penal y también aparecía el robo de vehículo como el delito más denunciado. El de menor tasa de denuncia fue ese año el vandalismo sobre vehículos (es decir, daños materiales sin intención de robo).

Tres años más tarde, en la encuesta de 2010, el resultado fue que sólo se denunció un 29,5% de los delitos ante la Justicia. El robo de vehículo volvió a ser el más denunciado y la ofensa sexual el que menos se presentó ante la Justicia.

La encuesta de 2016 informa por separado la tasa de denuncia de los delitos en dos grupos (contra las personas y contra el hogar), pero no realiza un cálculo para el total como hacían las encuestas anteriores. Por eso, no es posible hacer una comparación.

Chequeado.com