Exclusivo: Cerraron el área de observación de la guardia del Hospital San Juan Bautista por una invasión de "piojos de paloma"

local

Por Urgente Santo Tome 04/09/2019 Fuentes dentro del Hospital San Juan Bautista informaron a Urgente Santo Tome que las autoridades del nosocomio decidieron cerrar   el área destinada a la internacion en observacion  de guardia por la “invasión de piojos de palomas” que afecta al personal y a pacientes. La insólita noticia acaba de conocerse y según los relatos de enfermeros y personal administrativos en este momento existe una invasión de nidos de aves ubicadas en los techos del nosocomio y al parecer, el acaro o llamado “piojillo de paloma” llegó por diferentes vías a enfermeros, médicos e inclusive pacientes que contrajeron varios síntomas al tomar contacto con el flagelo, que aseguran, podría masificarse y dañar en forma rápida a todos los sectores del predio. Un enfermero contó a este portal de noticias que está bajo prescripción médica por las ronchas contraídas por el citado acaro, hay médicos que no quieren asistir a trabajar y se generó en las últimas horas un clima de tensión, y es por esta razón que por el momento se tomó la determinación de cerrar la espacio de internación en guardia, donde hay varias camas para pacientes en observación. Este portal mantuvo contacto con el director del Hospital Dr. Alfredo Alegre, pero sin embargo no quiso brindar ningún tipo de respuestas, aunque informantes indicaron que por el momento la citada autoridad dispuso que solo se limpie los lugares afectados con lavandina, porque fumigar por ahora no se puede concretar debido a que hay pacientes con respirador, es por ello que se sellaron todas las puertas de guardia, es decir la situación es compleja.  Ampliaremos

 

El Acaro de las Aves, también llamado Piojillo de las palomas, es un parásito de los pájaros domésticos y muchas aves silvestres, incluyendo a la paloma y estorninos, en todas las regiones templadas. Los adultos miden aproximadamente de 0.7 a 1 mm de largo y son escasamente visibles a simple vista. Su color es blanco translúcido hasta que ingieren sangre, con la cual estos se tornan de color caoba rojizo a marrón. Normalmente vive en las aves, en caso de que no pueda obtener su alimento en el huésped original suelen alimentarse de personas y animales domésticos, generando graves reacciones alérgicas, infecciones, malestar y otras dolencias. Las aves suelen asolearse para calentar su plumaje y expulsar estos ácaros, contagiando los hogares próximos a sus nidos. Generalmente migran en grandes números de los nidos de gorriones domésticos, palomas  o estorninos después de que los pichones se van, o luego de efectuar un  control de aves. Esta migración se puede convertir en un serio problema para los residentes de las casas o edificios.

Cómo se controla:
 

Para el control del Acaro de las Aves es necesario, primero, erradicar los lugares de anidamiento, posado y asentamiento de las mismas, siendo, los más importantes, los lugares de asoleado, utilizando para este fin los métodos de ahuyentamiento permanente o de exclusión como, pinchos para aves, equipos electrónicos erradicadores por radio frecuencia, redes ahuyentadoras de aves, alambres tensados, etc. Una vez logrado esto, se trata el acaro o piojillo de las aves, con insecticidas líquidos con prolongada residualidad y alto poder de volteo, fumigando el área mediante asperjado, o con aerosoles insecticidas de descarga total, repitiendo el tratamiento con frecuencia semanal. Para la ropa blanca (toallas, sabanas, frazadas) que no se pueden fumigar, es recomendable lavar a 60°, asimismo las prendas que no soporten el lavado a alta temperatura, se congelan durante 72 horas dentro de bolsas herméticas. No se debe manipular estas prendas hasta su completo descongelamiento.