Informe: Las masacres en EE.UU

Internacional

Por Urgente Santo Tomé 19/02/2018 Al menos 17 personas fueron asesinadas por un joven de 19 años en una escuela secundaria de Miami. Un análisis del sitio estadounidense de chequeo de datos Politifact explica los puntos más importantes sobre este tema.

Al menos 17 personas murieron en una escuela secundaria de Florida en un nuevo tiroteo masivo en los Estados Unidos. Las autoridades identificaron al sospechoso como Nikolas Cruz, de 19 años, un ex alumno que había sido expulsado de la escuela por razones disciplinarias.

Con cada tragedia que ocurre en dicho país, se escuchan argumentos sobre la violencia armada, cómo deben regularse las armas de fuego y qué impulsa la prevalencia de los tiroteos masivos. PolitiFact, uno de los sitios de chequeo de datos de los Estados Unidos, publicó el siguiente análisis donde explica los puntos más importantes sobre el tema.

¿Cómo se define un “tiroteo masivo”?

No existe una definición ampliamente aceptada de lo que es un tiroteo masivo. Investigadores no partidarios del Servicio de Investigación del Congreso estadounidense definieron en un informe de 2015 el “tiroteo masivo” como “un incidente de homicidio múltiple en el que cuatro o más víctimas son asesinadas con armas de fuego, en un evento y en uno o más lugares cercanos”. Según dicho documento, hubo 317 tiroteos masivos entre 1999 y 2013.

Luego del tiroteo en la escuela primaria ubicada en Sandy Hook (Connecticut, EE.UU.) en 2012, el Congreso de dicho país definió los “asesinatos en masa” como tres o más homicidios en un solo incidente. La definición tenía la intención de aclarar cuándo el Fiscal General de EE.UU. puede ayudar a las autoridades estatales y locales en las investigaciones de actos violentos y disparos en lugares públicos.

¿Cómo se ubica Estados Unidos con respecto a otros países en tiroteos masivos?

Los tiroteos masivos ocurren en otros países, pero no ocurren con la misma frecuencia que en los Estados Unidos. Dos investigadores (Jaclyn Schildkraut, de la Universidad Estatal de Nueva York, y Jaymi Elsass, de la Universidad Estatal de Texas) analizaron tiroteos masivos en 11 países durante el período 2000-2014. Además de EE.UU., incluyeron en su recorte a Alemania, Australia, Canadá, China, Finlandia, Francia, Inglaterra, México, Noruega y Suiza.

Estados Unidos tiene más fusilamientos masivos -y más personas muertas o heridas acumuladas- que las otras diez naciones juntas, según su investigación. Si bien parte de esto se debe a que Estados Unidos tiene una población mucho más grande que todos, excepto China, la diferencia no se explica solo por el número de población.

Cuando se ajusta por población, los Estados Unidos se ubican en la mitad superior de los 11 países en cantidad de muertos cada 100 mil habitantes, ubicándose por encima de Australia, Canadá, China, Inglaterra, Francia, Alemania y México. Solo se ubican por encima tres países: Noruega, Finlandia y Suiza, pero tienen poblaciones tan pequeñas que uno o dos eventos de tiroteos pueden producir una tasa per cápita relativamente alta.

¿Una crisis de salud mental está generando tiroteos masivos?

Los tiroteos masivos pueden estar ligados a la inestabilidad mental del asesino, pero la salud mental de la persona que comete el delito no es un buen predictor de hechos de este tipo.

Un estudio de la Asociación Americana de Salud Pública encontró que las bases de datos que registran los homicidios con armas de fuego muestran que menos del 5% de 120 mil asesinatos relacionados con armas en los Estados Unidos entre 2001 y 2010 fueron cometidos por personas con una enfermedad mental diagnosticada.

¿Los legisladores son influenciados por el lobby de las armas?

No hay dudas de que la Agencia Nacional del Rifle de Estados Unidos (NRA, por sus siglas en inglés) es un grupo de presión influyente, que invierte mucho dinero en la política.

Si se suman todas las contribuciones de la NRA a los candidatos, partidos y comités de acción política entre 1998 y 2016, se llega a más de US$13 millones, según los cálculos de la base de datos del Centro para Políticas Responsables, una organización sin fines de lucro de ese país que analiza el financiamiento electoral.

Además, si se agregan los fondos para “gastos externos” (como pueden ser publicidades propias) y cabildeo federal (es decir, hacer lobby, una actividad regulada en Estados Unidos), el monto que destina la NRA alcanza los US$ 203,2 millones desde 1998.