Leandro, el niño santotomeño que espera un trasplante y su madre estarían por ser desalojados en Buenos Aires por problemas económicos

Nacional

Por Urgente Santo Tome 08/11/2019  El niño  santotomeño que espera un trasplante de corazón en Buenos Aires y su familia podrían quedar sin vivienda si se concreta un desalojo por falta de pagos de un alquiler, la familia pide ayuda a las autoridades provinciales. El caso de Leandro, el menor santotomeño de 10 años, que espera un trasplante de corazón hace dos años y que está en emergencia nacional, es conocido por el país. Leandro, junto a su madre (Carla Iberlucea Comparin) concurren todos los días a un centro de salud capitalino para recibir el tratamiendo adecuado que necesita una persona que espera un órgano. Por las dificultades de la lejanía entre Santo Tome y Buenos Aires, Carla Comparin decidió hace casi un año alquilar un departamento muy cerca del nosocomio, allí vive con Leandro y sus dos hermanitos. Tras la crisis económica y la difícil situación social que vive la Argentina, sostener los gastos se ha vuelto una odisea para la madre de Leandro, y es por ello que ahora por falta de pago, los propietarios del inmueble estarían por ordenar un desalojo.

Consultada por Urgente Santo Tome, Carla Comparin admitió la dura realidad que padece en Buenos Aires: “Si es verdad, nos están a punto de desalojar, no nos alcanza la plata, acá se puso muy duro todo, y Leandro necesita estar cerca del hospital. Nos cansamos de golpear puertas, nadie nos dio respuestas todavía, pido a las autoridades que nos ayuden”

Diario La Nación 19/01/2019

Una malformación cardíaca cuando todavía no había nacido hizo que Leandro fuera sometido a una intervención quirúrgica a los cinco días de vida. Carla Iberlucea Comparín contó la historia de su hijo, que se encuentra a la espera de un trasplante desde hace tres años, a Crónica.

Según dijo Carla, cuando Leandro nació en la localidad correntina de Santo Tomé fue diagnosticado con una hipoplasia de ventrículo izquierdo y derivado a un centro de salud de Buenos Aires , donde fue sometido a la primera de las cinco cirugías pactadas.

Pero tras ser operado en reiteradas oportunidades su situación no mejoró e ingresó a la lista del Incucai. "[Leandro] tiene cada vez más conciencia de lo que le pasa. De todas formas, tiene un ánimo y una fuerza de voluntad tremendos que le permiten seguir vivo. Él me dice que quiere una vida normal, como la de cualquier otro nene. Su sueño es jugar al rugby, como su hermano mayor, que tiene 16 años", agregó Carla en comunicación con Crónica. La mujer está intentando lo imposible para conseguir el donante.