Macri : ""El país va a crecer más el año que viene"

Nacional

Por Urgente Santo Tomé 10/08/2016 Cerró una larga entrevista en televisión, de cerca de una hora, con una crítica política durísima y una emoción que casi lo hizo llorar. En Intratables, el programa del canal América, el presidente Mauricio Macri se mostró confiado en que Cambiemos hará el próximo domingo en las PASO una "buena elección" y definió a la principal rival que tiene el gobierno en las elecciones, la ex presidenta Cristina Kirchner, de una manera inesperada.

 

"Cristina no tenía en su cabeza entregar el mando, porque tiene un problema psicológico: ella debe creer que todavía tiene el mando de la Argentina. Es el problema que tiene ella", afirmó en la Quinta de Olivos, en el final del reportaje con el conductor Santiago del Moro. Lo dijo en relación a lo que pasó en el fallido traspaso del mando, en diciembre de 2015.

Según Macri, el próximo domingo Cambiemos -que enfrenta con las candidaturas a senadores de Esteban Bullrich y Gladys González a la propia Cristina en un final cabeza a a cabeza- hará "una buena elección porque no se trata de mi gobierno, sino de que el cambio que decidimos va a en serio: con la cabeza y con el corazón".

"El país va a crecer más el año que viene, porque mucha gente va a apostar por nuestro futuro va a venir y va crear más empleo. Vamos a plantear mejoras en la calidad institucionalidad, mejorar la educación, una reforma tributaria para que no maten al ciudadano cuando quiere salir adelante. Nadie creyéndose los dueños de la verdad y del poder", afirmó el primer mandatario. 

Sobre la precandidata a diputada por Cambiemos Elisa Carrió, dijo que logró una "relación de confianza", aunque admitió las "diferencias" que la legisladora mantiene con Franco, su padre, y destacó que la gobernadora María Eugenia Vidal "tiene las condiciones de ser lo que quiera".

Al respecto, agregó: "Estoy feliz de que los argentinos la descubrieran. No me da celos, soy su mayor admirador, es lo mejor que le ha pasado a la Provincia en muchos años". "Con Lilita fue un encuentro maravilloso en la vida, ahora tenemos una relación de confianza. Yo la entiendo y ella me entiende", agregó.

Además, el mandatario hizo un repaso por su vida, su relación con su padre y sus hijos, y recordó el secuestro que sufrió en 1991, en tanto resaltó que su relación con el Papa Francisco es "la misma que cuando era jefe de Gobierno porteño". "Yo no siento que no me quiera. El tiene sus formas y estilos, tiene la tarea de contener y perdonar", aclaró, y dijo que "deben entenderlo" quienes acusan al sumo pontífice de "traición".

En tanto, Macri reiteró su promesa de que en 2019 terminará su mandato con una inflación de un dígito, y que "la meta es el 17 por ciento para este año, y el año que viene de 8 a 12".

"Yo tengo un compromiso con los argentinos por el tiempo que me lo demanden, (hoy) no podemos hablar de una reelección. Después de ser presidente, no voy a seguir en otro cargo, no me voy a reciclar por otro lado, pero siempre voy a tener mi compromiso con el país", concluyó.

"La pobreza cero que prometí en campaña es una tendencia en la que tenemos que trabajar. Empezamos diciendo la verdad, no como antes, que nos querían hacer creer que vivíamos mejor que en Alemania. Quiero que me reconozcan por haber bajado los índices de pobreza, si no lo consigo habré fracasado", señaló Macri.

Además, Macri negó que su gobierno trabaje para los ricos y remarcó que su obsesión es lograr educación de calidad y empleo genuino para los ciudadanos.

"Mi misión es liberar a los argentinos de la pobreza para que puedan tener mejores oportunidades y puedan acceder a ellas. Estamos en el camino de un cambio correcto. Cuando llegué a Boca decían que iba a hacer un club para ricos y lo convertimos en una institución popular, lo mismo pasó en la Ciudad. Fuimos quienes más investimos en la zona sur, y ahora lo estamos haciendo en el país. Tenemos un presupuesto social más grande que el de otros gobiernos", subrayó.