Siguen las críticas nacionales a la gestión del Intendente de la "rotonda Low Cost" santotomeño

local

Por Urgente Santo Tomé 07/10/2017 En las calles santotomeñas sólo se habla del mismo tema, el papelón nacional que significa una medida predispuesta por el gobierno municipal dirigido por el Intendente y actual candidato a Senador por “Juntos Podemos Más” Víctor Daniel Giraud de instalar una rotonda compuesta por tres “gomas” y luego el retiro, que sólo sirvió para demostrar el error cometido. Jamás una noticia que parta de esta ciudad tuvo tanta trascendencia como la citada. Medios como La Nacion, Clarín, TN, América TV, Telefe, Canal 9, así como medios digitales de todo el interior de la Argentina como Jujuy, Bariloche, Córdoba, Santa Fe le prestan una marcada atención a este verdadero escándalo. Fuentes calificadas contaron a Urgente Santo Tomé que puertas adentro de la administración municipal se busca un culpable de todo este desaguisado que expuso las debilidades de fondo que posee esta gestión y que ahora está en boca de todos, y no se descarta que después del acto electoral de este 08/10 haya medidas concretas y hasta el despido de funcionarios.

El diario La República de Corrientes en una nota publicada el 03/10 decía:

“La noticia trascendió los límites de la provincia y se hizo nacional. La gestión municipal del intendente ultrakirchnerista Víctor Giraud inauguró una suerte de rotonda en una zona crítica para el tránsito vehicular de Santo Tomé, con tres cubiertas de tractor usadas y pintura alrededor, que simula una obra vial a la que se habría asignado un presupuesto de 17 millones de pesos, pero que nunca se realizó. El medio digital Urgente Santo Tomé fue el encargado de difundir la información que podría interpretarse como una broma cuando uno mira la foto; no obstante, la situación es absurdamente real. Esta ridícula obra (¿?) implementada por el actual intendente municipal y primer candidato a senador provincial en la lista Corrientes Podemos Más, en la lista que lleva al senador nacional Carlos Mauricio Camau Espínola como aspirante a la Gobernación, se emplaza en el cruce de la Avenida de las Américas, la avenida Arturo Frondizi y la calle Toranzos, en el ingreso, donde la ruta 94 se mezcla con la ciudad. En un nuevo intento por controlar a los conductores imprudentes, ahora el gobierno kirchnerista local instaló una rotonda de bajo costo para la cual compraron 3 gomas usadas de tractor y dos latitas de pintura. Hicieron un círculo blanco, pintaron las llantas y la inauguraron como toda obra pública merece. El manotazo de ahogado es el resultado de la falta de previsión económica y de manejos poco claros de los recursos municipales, ya que los fondos para la realización de esta rotonda se habían presupuestado, el dinero se ejecutó, la obra no está y el faltante es un reclamo que realiza la oposición desde el Concejo Deliberante. No obstante no se trata de la primera iniciativa novedosa de la gestión Giraud para tratar de erradicar los siniestros viales en esa emblemática esquina, ya que anteriormente buscaron hacerlo por medio de vallas que, obviamente, no llegaron a ser una solución. Más tarde fueron semáforos, pero extrañamente al poco tiempo fueron retirados ante la inminente construcción de la mentada rotonda. Hoy, la gestión de Giraud está en los medios nacionales y provinciales, pero no por haber hecho una gestión brillante, sino por todo lo contrario. Por ensayar una solución ridícula que deja en claro lo poco que le importa la seguridad de los santotomeños a un hombre que piensa más en su banca en la Cámara de Senadores local que en lo que puedan decir de sus ocho años como jefe comunal de una de las ciudades emblemas de la provincia. Una vez más, queda al descubierto el extraño manejo que llevaron adelante las administraciones kirchneristas en las comunas correntinas durante el tiempo que sus máximos referentes, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, estuvieron al mando del gobierno nacional. Durante este período, los intendentes afines hacían lo que querían en sus comunas, muchas veces con fondos que llegaban desde la administración, como fue el caso de Angelina Lesieux en Perugorría.”