Se cumplieron 40 años del Hundimiento del Belgrano y rindieron homenaje a un excombatiente Santotomeño fallecido en el histórico hecho

Por Urgente Santo Tomé 03-05-2022 Ayer lunes 2 de mayo, se realizó un acto en conmemoración por los 40 años del hundimiento del Ara Crucero General  Belgrano en la guerra de Malvinas. Por la lluvia se realizó en el edificio que poseen los ex combatientes en los barrios del sur y contó con la presencia de familiares directos de una de las víctimas, el soldado santotomeño, Rubén Alberto Loreiro.

El Intendente de Santo Tomé, José Augusto Suaid y parte de su equipo participó de la actividad e hizo entrega de una placa recordatoria a 40 años del hecho bélico. También acompaño a la madre de Loreiro y sus hermanos a la ofrenda floral en el monolito que se encuentra al lado del edificio y el cual se está remodelando y poniendo en valor, así como la plazoleta Héroes de Malvinas, que ya cuenta con un nuevo mural.

Datos históricos:

A las 16:01 del 2 de mayo de 1982, el ARA Crucero General Belgrano cumplía sus funciones de patrullaje en el Atlántico Sur al este de la Isla de los Estados y al sur de las Islas Malvinas. En su interior, su tripulación de 1093 hombres integrada por 56 oficiales, 572 suboficiales, 55 marineros, 408 conscriptos y 2 civiles cumplían sus roles en las distintas cubiertas del buque mientras se daban los cambios de guardia correspondientes a las 16 h. Afuera el viento soplaba a 120 km, las olas medían 12 m, la temperatura era de 10 grados bajo cero y el submarino nuclear británico HMS Conqueror ya los tenía en la mira desde el día anterior.

El primer torpedo impactó en la sala de máquinas dejando hierros retorcidos y fuego para quienes estaban allí . Seguidamente comenzaron los ruidos de las explosiones, el humo denso y la oscuridad total; y a los pocos segundos otro impacto se sintió en la proa del crucero de 185 m de largo, 18 m de ancho y 37 m de alto, permitiendo el ingreso de 9.500 toneladas de agua (9.500.000.000 litros). El Belgrano quedó sin propulsión sin energía eléctrica y sin proa. Los sistemas de comunicación dejaron de funcionar, y el modo elegido por el Segundo Comandante para organizar a la tripulación fue utilizar un megáfono a través del cual notificó cada orden para lograr que pusieran en práctica todos los ejercicios de supervivencia que habían realizado en tiempos de paz, y conseguir así que la mayor cantidad de hombres a bordo cumplieran sus roles y salvaran sus vidas.

Durante los 74 días que duró el conflicto bélico perdieron la vida 649 hombres argentinos. El mayor porcentaje (57,5 %) lo sufrió la Armada con 375 hombres de los cuales 323 eran tripulantes del crucero.

Obra de recopilación histórica de María Jazmín Ohanian “La vida suboficial en un mar de guerra”.

Relacionadas

El Municipio de Santo Tomé encara febrero con varios frentes de obras

Editor

Avanza la puesta de cordón cuneta y luego pavimentación de calle toranzos de Santo Tomé

Editor

Presentaron Alertas Corrientes, una app para la detección temprana de incendios forestales

Editor